Compartir datos es clave para una logística baja en carbono

Por la Dra. Beatriz Royo, Profesora Asociada en ZLC y Dr. Spyridon Lekkakos, Profesor Asistente en ZLC.

El transporte de mercancías, la logística y las cadenas de suministro son un entorno cada vez más rico en datos. Sin embargo, se afirma que solo una cuarta parte de los datos disponibles son analizados activamente por los cargadores, transportistas o clientes en tiempo casi real para encontrar un valor adicional.

Esto no solo perpetúa las ineficiencias comerciales, sino que impide activamente la aparición de modelos comerciales más sostenibles. Tal como están las cosas, una cuarta parte de los viajes de mercancías por carretera en la UE van vacíos, mientras que la falta de datos procesables impide que los modos preferibles, como el ferrocarril o las aguas continentales, desarrollen la flexibilidad y la capacidad de respuesta necesarias.

Estos son los problemas que impulsan el proyecto SELIS – Hacia un Espacio Europeo  compartido de Información de Logística inteligente, que acaba de finalizar su ejecución de tres años y que ha sido financiado con el presupuesto de Horizonte 2020. ZLC ha participado activamente en un consorcio con 38 agentes interesados en logística y proveedores TIC de 11 países europeos.

El objetivo ha sido fomentar la colaboración entre operadores y en todos los modos mediante la creación de nodos comunitarios de cadena de suministro (SCN) para permitir e impulsar el intercambio de datos y la interacción entre los diferentes agentes  interesados en logística en una cadena de suministro o ruta comercial. Con el tiempo, eso permitirá modelos de negocio más sostenibles desde el punto de vista económico y medioambiental. Al crear estándares, protocolos y aplicaciones abiertas comunes y aprovechar los desarrollos como la computación en la nube, estos SCN también son “federables”: se pueden conectar para mejorar la colaboración en comunidades logísticas más amplias y complejas.

SELIS se ha basado en los estándares internacionales y de la industria existentes y ha incorporado algoritmos avanzados, aprendizaje automático, análisis predictivo, “conocimiento” integrado en la industria y otras técnicas de “big data”. Tanto la información cualitativa como la cuantitativa de fuentes dispares pueden transformarse en predicción de acciones que permitan una toma de decisiones más precisa, informada y oportuna.

Para demostrar que estos desarrollos realmente ofrecerán beneficios tangibles en el mundo real, SELIS ha ejecutado una serie de demostradores o “Living Labs”. Estos involucran a socios comerciales que desarrollan y ponen a prueba aplicaciones específicas con clientes reales, bienes reales, dinero real y problemas reales.

Mejor por barco

Uno de los demostradores se centró en potenciar un mayor uso de las vías navegables interiores para mover contenedores desde los puertos hacia el interior del noroeste de Alemania, los Países Bajos y Bélgica.

Dos compañías operadoras de aguas continentales, Trimodal y NWL, probaron las soluciones de SELIS destinadas a mejorar la planificación y la ejecución a través de mejores flujos de datos entre las terminales portuarias, los centros continentales y los operadores, especialmente los datos de diferentes fuentes sobre la posición de las barcazas, el estado de navegación de los barcos y el estado de contenedores individuales.

Las técnicas analíticas de datos avanzadas han creado información detallada sobre la precisión del tiempo estimado de llegada y la fiabilidad del tiempo de entrega.

Ayudaron a automatizar las tareas de planificación y optimizar la utilización de la capacidad, así como el intercambio de datos. Si bien la calidad de los datos de entrada aún podría mejorarse, y el SCN se beneficiaría de la extensión a otros puertos y centros, los operadores están lo suficientemente alentados para que intenten integrar gradualmente las soluciones de SELIS en sus sistemas de gestión de transporte existentes, cliente por cliente. Se espera que esto aumente la competitividad y el uso de las aguas continentales, con las correspondientes reducciones de emisiones de CO2.

Cargas urbanas

La logística urbana plantea sus propios problemas particulares. Un conjunto de ensayos en los demostradores aplicó soluciones SELIS en Bruselas, Atenas y Milán.
En Bruselas, SUMY, un proveedor de servicios logísticos especializado en distribución de temperatura controlada de última milla, colaboró con Belmedis, un mayorista farmacéutico, para crear una nueva plataforma de entrega compartida para una red que involucra nueve centros de distribución y 4.000 clientes con hasta 3 entregas un día. Las soluciones requerían la recopilación de datos de pedidos en tiempo real, de forma segura, la optimización de la planificación de rutas y la consolidación de cargas a farmacias individuales, respetando los acuerdos contractuales para una entrega más frecuente. La prueba incluyó un modelo de costes colaborativo para calcular los costes y las ganancias de cada participante. El panel de informes también dio retroalimentación sobre las ganancias ambientales.

Este enfoque de planificación colaborativa redujo las distancias conducidas en un 19%, el tiempo de conducción en un 8% y las emisiones de CO2 en un 13% estimado, mientras que el factor de carga del vehículo aumentó un 17% y el vacío disminuyó del 18% al 10%. Al mismo tiempo, se mejoró la fiabilidad de entrega.

Sarmed, una gran empresa de almacén y distribución en Grecia, adoptó enfoques similares. La plataforma de Sarmed incluía la capacidad y la funcionalidad de gestión de la demanda, y herramientas de negociación de precios y cotizaciones en plazos de entrega para facilitar el intercambio de capacidad y recursos de transporte entre los proveedores regionales de distribución y logística. Se informaron reducciones de costes, mejoras en el factor de carga y una caída estimada del 10% en la huella de CO2.

De manera similar, Zanardo, un proveedor de logística del norte de Italia que atiende a hospitales en áreas urbanas, utilizó soluciones SELIS para abordar los problemas de utilización deficiente de la flota y procesos ineficientes de carga / descarga, causados ​​por la falta de información compartida en tiempo real sobre el estado de entrega y el la capacidad del camión disponible. Los datos de la gestión de almacenes existentes y otros sistemas se reunieron en una herramienta de gestión de flujo y consolidación de datos en tiempo real. Se informó de una mejora del factor de carga del 15%, una reducción del CO2 en un 15% y una reducción del 15% en los tiempos de carga / descarga (lo que ha permitido un ajuste de la ‘ventana’ operativa), junto con un ahorro anual del 2% en los costes operativos totales.

Fronteras

Las ineficiencias en los procedimientos fronterizos y el cumplimiento aduanero aún condicionan la logística. Los datos poco fiables, inexactos e incompletos dificultan que las agencias logren visibilidad en la cadena de suministro. Esto a su vez dificulta la supervisión, la toma de decisiones, la detección de riesgos y la gestión para las empresas y agencias. Se retienen demasiados envíos legítimos, mientras que pueden perderse intercambios fraudulentos.

El demostrador desarrollado con Conex, tenía como objetivo construir sobre proyectos pasados ​​y actuales de la UE y la ONU mediante la creación de un canal con una estructura de intercambio de datos. Esto permitiría que los múltiples agentes (clientes, proveedores, transportistas, agentes de carga, autoridades fiscales y aduaneras), cada uno responsable de diferentes elementos de datos, contribuyan a una “fuente de información” única y completa para cada envío.

Una publicación / suscripción a SCN permitiría a los participantes enviar la información pertinente al destinatario previsto (y solo a ese destinatario) de forma oportuna (por ejemplo, presentación anticipada) y según fuera necesario para los diferentes puntos de referencia en un viaje.

No fue posible probar completamente este enfoque, en parte porque requería el aporte técnico de las autoridades que están bastante preocupadas por la incertidumbre del Brexit. (Irónicamente, el enfoque SELIS bien podría ser parte de la solución a los problemas de tipo Brexit). Pero las discusiones con las agencias transfronterizas sugieren que vale la pena seguir el enfoque.

Siguiendo el dinero

Otro conjunto de demostradores analizó los problemas de datos en torno a los temas relacionados con la gestión de inventarios y la financiación de la cadena de suministro, específicamente en la cadena de suministro de comestibles. Los socios comerciales fueron el proveedor griego de bienes de consumo, Elgeka, y por separado el minorista portugués Sonae.

En Elgeka se descubrió que, a pesar del uso extensivo de EDI, había poca visibilidad del estado de entrega de los pedidos, lo que llevó a los minoristas a realizar pedidos en exceso y a los proveedores a reservas excesivas de existencias.

Esto ejerce presión sobre los requisitos del capital circulante, lo que a su vez afecta a los riesgos percibidos por las empresas financiadoras de la cadena de suministro (empresas de factoring).

SELIS ofreció soluciones a un aspecto del problema de riesgo: el pago la empresa de factoring por parte del minorista se retrasa porque la cantidad facturada no se ha recibido (o no se puede demostrar que se haya recibido) a tiempo y en su totalidad. Las soluciones incluían una herramienta de visibilidad y colaboración con seguimiento automatizado de cumplimiento de pedidos para su uso en toda la cadena de suministro; una herramienta que utiliza análisis de Big Data para generar puntuaciones de “excelencia” para ayudar a las entidades financiadoras a evaluar los riesgos asociados con la confiabilidad de entrega del proveedor; y una solución para facilitar la venta de impagados a entidades financiadoras.

Los beneficios incluyeron la reducción de los requisitos de capital circulante y mejores calificaciones crediticias para Elgeka, así como una relación mejorada con los minoristas a través de una mejor visibilidad y gestión de riesgos.

En Portugal, Sonae se enfrentaba a desafíos para integrarse con los proveedores de PYMEs de la forma en que puede hacerlo con proveedores y minoristas más grandes, debido a la falta de visibilidad. SELIS creó una plataforma independiente de terceros para facilitar el intercambio de datos entre Sonae y los proveedores, mientras que se utilizaron algoritmos de gestión de inventario para pronosticar y evitar desabastecimientos y excesos. Los niveles de existencias de Sonae y las previsiones de ventas se combinaron con planes de producción de proveedores, existencias, plazos de entrega y limitaciones en una herramienta colaborativa de gestión de inventario. El resultado han sido mejores evaluaciones de desempeño de los proveedores, mejor cumplimiento de pedidos con menor inventario, un recorte del 2% en el desperdicio de alimentos y una mejor capacidad para usar promociones en respuesta a las oportunidades de oferta y demanda.

El Futuro

SELIS ha tenido un gran éxito en el logro de sus objetivos. Sin embargo, la experiencia demuestra que aún existen barreras para un enfoque de cadena de suministro más colaborativo. La disposición para compartir datos sigue siendo baja, y eso no cambiará hasta que existan infraestructuras seguras junto con una cultura de optimización de “toda la cadena de suministro”.

Aunque la financiación de Horizonte 2020 al proyecto SELIS ha finalizado, el proyecto SELIS continúa vivo. Las tecnologías desarrolladas se están comercializando y, en su caso, patentadas. Muchas de las empresas involucradas en demostradores están comprometidas con una adopción y desarrollo más generalizados, aunque algunos de los conceptos requerirán más inversión y soporte de software profesional. Existe la necesidad de analizar cómo se podría involucrar una cadena de bloques para garantizar un “registro de seguimiento” inmutable de los eventos de transporte, y el establecimiento rápido y seguro de “contratos inteligentes” entre los financiadores. Y SELIS continuará participando en la definición y el cumplimiento de una hoja de ruta hacia cadenas de suministro más sostenibles y colaborativas, explotando la digitalización para crear una economía compartida con bajas emisiones de carbono.