Aragón, ¿la puerta de entrada de los productos farmacéuticos a Europa?

Por la Dra. Susana Val, Directora de ZLC.

Read English version

 

La actual crisis sanitaria del Covid ha revelado la importancia de la ubicación para la industria farmacéutica mundial. Da la casualidad de que ZLC ha estado trabajando con el gobierno regional en explorar las ventajas potenciales de Aragón como destino para los negocios farmacéuticos por diversos aspectos, desde la investigación hasta la distribución, basándose en un estudio más general de hace dos años sobre Aragón como centro de logística y distribución para industrias que se dirigen a los mercados del sur y oeste de Europa (ver https://www.zlc.edu.es/news/aragon-demonstrates-competitive-advantage-as-location-for-international-distribution/).

La estrategia de desarrollo del Gobierno de Aragón es promover la región entre inversores y empresas que puedan aportar un alto valor añadido, basado en habilidades y tecnologías, y en los “clústeres” existentes de industrias relevantes y en las capacidades de Aragón como un centro logístico consolidado. Las operaciones farmacéuticas encajarían muy bien en esta estrategia y, en este sector cada vez más global, hay muchas empresas en áreas farmacéuticas y relacionadas, de América del Norte y del Sur, Asia del Sur y del Este y otros lugares, que buscan establecer una puerta de entrada a Europa.

La cadena de valor de los productos farmacéuticos se divide en cuatro áreas principales de actividad, que no necesariamente tienen los mismos criterios de ubicación, pero todas dependen del acceso a clústeres, proveedores y servicios.

La I+D, por supuesto, se nutre de universidades y otros institutos de investigación, y a menudo se asocia con ellos, y necesita atraer talento local y global. También es importante el fácil acceso a suministros y servicios especializados como, por ejemplo, de equipos científicos.

Los ensayos clínicos suelen ser multinacionales, pero contar con autoridades reguladoras y sanitarias de apoyo “a domicilio” es una ventaja indudable.

La fabricación de medicamentos puede distribuirse globalmente, localizarse en mercados clave, subcontratarse a países de menor coste, o todos ellos, mientras que las ubicaciones de ventas y distribución están fuertemente influidas por los mercados y las capacidades logísticas (y en algún lugar entre la fabricación y la distribución reside el ‘envase y embalaje’, que ha demostrado ser un cuello de botella potencialmente crítico durante la pandemia). Estas actividades requieren el apoyo de grupos de especialistas en productos químicos, biotecnología, contratos en producción, embalaje, transporte y logística, así como expertos en servicios como derecho, patentes, asuntos regulatorios y marketing (y, eventualmente, las ‘spin-offs’ de empresas farmacéuticas enriquecerán aún más estos grupos de especialistas).

Tomando como referencia un modelo de Bélgica, ZLC ha creado un “Mapa del Clúster Farmacéutico de Aragón”. Esto revela que la región ofrece una oferta sólida en todos los ámbitos, desde los niveles de apoyo gubernamental y regulatorio, pasando por la actividad de la universidad y los centros de investigación, hasta los clústeres relevantes de empresas en los sectores químico, biotecnológico, de embalaje y otros. La industria aragonesa de productos químicos y plásticos, por ejemplo, está muy orientada hacia la automoción, pero los acontecimientos recientes han demostrado la disposición con la que puede abordar las necesidades farmacéuticas y médicas.

No obstante, se nos encomendó centrarnos especialmente en la oferta aragonesa como centro de distribución para las empresas farmacéuticas. Identificamos los seis indicadores más importantes para las decisiones de ubicación del centro de distribución y los analizamos, con especial referencia a los requisitos del negocio farmacéutico, y comparamos estos indicadores para Aragón con otras dos regiones europeas que han logrado atraer empresas farmacéuticas: Lieja en Bélgica, y Basilea en Suiza.

Los seis indicadores son infraestructura (en el sentido de terrenos y edificios), personal, tecnología y regulación, capacidades de transporte y logística, costes de transporte y logística, facilidad de envío global e impuestos.

En términos de suelo e infraestructura construida, Aragón está muy bien posicionada. La Plataforma Logística de Zaragoza (PLAZA), con más de 13 millones de metros cuadrados, es la más grande del sur de Europa y ocupa el quinto lugar (de noventa) en un estudio reciente. Los precios de compra de suelo son solo una quinta parte de los de Basilea, y los precios en Lieja son más competitivos, pero la oferta es bastante limitada. (Aragón tiene altas tasas de ocupación, pero dispone de más terrenos cercanos a los parques logísticos existentes). Los costes de alquiler están por debajo de los de Bélgica y significativamente por debajo de Suiza.

Con una tasa de desempleo alta para los estándares europeos (aunque por debajo de la de España en su conjunto), la disponibilidad de mano de obra es buena, mientras que los costes de empleo tanto de los puestos directivos como de los mandos intermedios también reflejan un coste de vida más bajo; para directivos, los salarios son dos o tres veces menos que en Suiza. En la otra cara de la moneda, la región posee un reconocido centro de educación y estudios de logística de nivel superior a través de los programas de doctorado, maestría, posgrado y educación ejecutiva de ZLC, Universidad de Zaragoza y otros, así como de investigación destacando la colaboración entre empresas farmacéuticas y el Instituto de Investigación Sanitaria, y con ZLC en el área de la logística hospitalaria. Las instituciones de la región también participan en un gran número de proyectos de logística y cadena de suministro financiados por la UE.

Las tecnologías digitales son un eje de la agenda estratégica de Aragón, a través del gobierno regional, la federación de la industria del transporte, las universidades y otros institutos de investigación y empresas. Las autoridades reguladoras son de gran apoyo, y entre las muchas empresas internacionales de transporte y distribución con una presencia sustancial en Aragón hay varias que ya cuentan con la formación y certificación adecuadas para la actividad farmacéutica.

Aragón tiene enlaces de transporte bien desarrollados y equilibrados modalmente con el resto de Iberia y, a través de Francia, con el Noreste de Europa y más allá. A 300 km se encuentran las principales áreas metropolitanas del suroeste de Europa – Burdeos, Toulouse, Bilbao, Madrid, Barcelona, ​​Valencia – 20 millones de personas y el 70% del PIB español. Tanto las conexiones por carretera como por ferrocarril son buenas y significativamente menos congestionadas que otras regiones de Europa. Aunque no tiene salida al mar, la Terminal Marítima de Zaragoza de Aragón tiene conexiones bien desarrolladas con los puertos de Bilbao, Valencia y Barcelona. Al ser, por lo general, de alto valor, bajo volumen y, a menudo, urgente, gran parte del movimiento farmacéutico se realiza por vía aérea, y el aeropuerto de Zaragoza es un centro importante, que alberga unas 15 líneas de carga aérea. La mayoría de ellos ofrecen una solución farmacéutica y el aeropuerto cuenta con una amplia infraestructura y almacenamiento de cadena de frío.

Las tarifas de transporte aéreo dentro y fuera de Zaragoza son competitivas respecto a las de Bélgica y Suiza, y el transporte terrestre puede ser significativamente más barato, ya sea por carretera, ferrocarril o bimodal. Las tarifas de flete de un contenedor de Nueva York a Zaragoza (vía Barcelona), a Amberes (para Lieja) y a Basilea muestran costes muy similares para España y Bélgica, pero los costes a Basilea casi dos veces y media más altos. Para el “transporte aéreo + última milla” desde Nueva York, la ventaja de Zaragoza sobre Lieja, Basilea y otras ubicaciones europeas se acentúa.

Una logística global eficaz también requiere procedimientos aduaneros eficientes y procedimientos relacionados. Este no siempre ha sido el punto fuerte de España, pero se han realizado y se siguen realizando mejoras sustanciales en el proceso: el Banco Mundial calificó a España en el puesto 17 en 2018.

En cuanto a los impuestos y cargos, las tarifas de la documentación de aduanas son generalmente inferiores a las de las otras ubicaciones, y es posible diferir el IVA en las importaciones.

Teniendo en cuenta todos estos indicadores, junto con el núcleo de investigación farmacéutica existente, la existencia de clústeres relevantes para la industria de proveedores de apoyo y prestadores de servicios, y el compromiso del gobierno regional con el desarrollo impulsado por la tecnología, creemos que Aragón es una opción sólida como ubicación para la entrada de una empresa farmacéutica en Europa.

Para más información, enviar un email [email protected].